Pages Menu
TwitterRssFacebook
y
Categories Menu

Posted by on Dec 21, 2013 in Lima | 0 comments

Turismo en Lima, La Ruta Del Sur Chico en la Sierra

Aqui una relación de los lugares a visitar EN LA SIERRA de Lima.
Lunahuaná
Desde Cañete, se origina una carretera que se abre paso por el valle, acompaña el curso del río Cañete y luego asciende a la cordillera. La primera parada importante es Lunahuaná, tierra de piscos y camarones. Situada a unos 185 kilómetros de Lima, este lugar es el destino preferido de los amantes del canotaje. Los puntos de partida más usuales son la bocatoma de Socsi,


Catapaya y Condoray.
Una buena empresa es Río Cañete Expediciones: www.riocanete.com.pe.  En cuanto al líquido espirituoso, se recomiendan la bodega Santa María, productora del premiado pisco Don Benedicto; y la bodega La Reyna, la más antigua de Cañete, fundada en 1863. Como era de esperarse, los camarones son el insumo infaltable en la cocina. Y si hay veda, siempre estará la carapulcra y la sopa chola. Es aconsejable visitar el sitio arqueológico de Incahuasi, un asentamiento militar y religioso de la época prehispánica.

Tupe
En este lugar, se ha detenido el tiempo, sus cerca de 500 habitantes hablan el jaqaru, derivado del cauque (o kawque), la lengua imperial de los huaris. La vestimenta de las tupinas es otro rasgo distintivo: las tocas negras y rojas resaltan en su atuendo.
En Tupe, las mujeres trabajan a la par con los hombres, y pareciera que reina un matriarcado. El acceso no es fácil; se debe seguir por un camino hasta San Jerónimo, y de ahí a Catahuasi para luego avanzar hacia el pueblo de Aiza. Un par de horas más de camino a pie conducen a este lugar único. Hay habitaciones disponibles en algunas casas y sitios donde acampar.
El periplo vale la pena si se quiere tener una rica experiencia cultural.

Santiago de Viñak
Este pueblo salió del anonimato cuando el empresario Enrique Umbert abrió un refugio de montaña llamado Viñak-Reichraming. Construido sobre una roca saliente, con una vista esplendorosa del valle de Cañete, este cómodo albergue ofrece paseos a caballo y caminatas para explorar las cercanías: el pueblo de Viñak, Pampa Rosario o los andenes prehispánicos situados en la quebrada Hatuncruz, Mayores informes en www.refugiosdelperu.com

Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas
Esta área natural protegida posee paisajes espectaculares. Está situada al sudeste de Lima, repartida entre las provincias de Yauyos (Lima) y Jauja (Junín). Se puede acceder por Yauyos, desde Lunahuaná, y por la carretera Central.

La ruta por el primer ingreso comienza en Llapay; a 9 kilómetros encontrará Laraos con sus andenes prehispánicos que ascienden hasta las cumbres de las montañas; la iglesia de Santo Domingo de Laraos, construida en el siglo XVI, y a sus expertos tejedores artesanos. A 29 kilómetros de Llapay, está Carania, donde se debe visitar el sitio arqueológico de Huamanmarca, llamado por los pobladores locales “el Machu Picchu de Yauyos”. Alis, a 8 kilómetros de Llapay, alberga el bosque de Cantuchaca.
Más arriba, por un desvío del camino principal se encuentra el pueblo de Miraflores. Desde allí, se va a Huaquis, un pueblo fantasma situado a una hora y media, siguiendo camino de trocha. En este lugar, además de restos de casas y una iglesia, tendrá una vista espectacular del valle de Cañete.

Huancaya: Desde Lima, hay unos 320 kilómetros entre recorrer la Panamericana Sur y trepar por el camino que nace de Lunahuaná. El paisaje es espectacular: la cordillera parece tocar el cielo y las lagunas, de un profundo color azul, se intercalan con caídas de agua del rio Cañete. Entre Vitis y Huancaya, destaca la laguna de Piquecocha, y en Huancaya misma, el puente de calicanto. El pueblo cuenta con varios hospedajes familiares. El sol calienta durante el día, pero el frío es inclemente en la noche.

Vilca: Está a 17 kilómetros de Huancaya y es el pueblo más alto de este circuito, a 3,912 m.s.n.m. su gran atractivo son las lagunas turquesas de Hualhuash y Papacocha, pero en el camino, los paisajes cordilleranos son hermosos.

Vitis: Entre cañones profundos, el camino sinuoso asciende hacia las alturas de Vitis, a unos 3,700 metros de altitud. Una vez allí, se puede visitar los sitios arqueológicos de Cochashuasi y Huayllugina.

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Shares
Share This