Pages Menu
TwitterRssFacebook
y
Categories Menu

Posted by on Jul 21, 2018 in Loreto | 0 comments

Los Petroglifos de Cumpanamá en Yurimaguas

>

Yurimaguas es el punto de partida para uno de los mas insondables misterios de la Amazonía Peruana. Antes había que realizar un tortuoso viaje por rio para arribar a Balsapuerto, corazón de la etnia Shawi, famosos por su brujos, pero ahora existe una  carretera que facilita el acceso al distrito de la provincia de Alto Amazonas en Loreto.

cumpanama

El camino a los petroglifos es fascinante: se debe cruzar el rio Cachiyacu en balsa y luego caminar por el bosque y tomar un descanso en la cascada de Achayacu. En los caseríos, los shawis nos brindaran fruta o cuencos de masato.

Tres horas mas de caminata y se encontraran con un roca colosal que tiene centenares de grabados donde se distinguen tortugas, aves, osos hormigueros, personas y círculos concéntricos que simbolizan el sol. La figura que mas destaca es el perfil de Cumpanamá, personaje legendario que creo a los Shawis y muy importante para la mitología Awajún.

De todos los conjuntos de petroglifos descubiertos en el complejo rupestre de Balsapuero destacan los de Cumpanamá, cuyo nombre refiere al personaje mítico que creó a los Chayahuitas y Aguarunas. Una roca de gran tamaño acoge cientos de grabados, entre los que destacan los emblemas solares (círculos concéntricos). Este sitio configura uno de los centros más importantes de la cosmología Shawi (o chayahuita), el pueblo indígena que ocupa esta parte del territorio loretano.

Parece que los petroglifos indicarían, según los arqueólogos, ritos propiciatorios para las largas y periódicas sequías que sufría la Amazonía (puntos que indicarían gotas de agua, nubes, aves con los picos abiertos y batracios, animales relacionados con las precipitaciones). Otros parece que se refieren a ciertos rituales para que los felinos no atacasen a los humanos.

Cumpanamá, dios mudo y conmovedor, sigue hablándole al pueblo Shawi, en relatos orales que se transmiten de generación en generación.

El monumento tiene mil años de antiguedad. Y es curioso que en la cima se aprecia una serpiente gigante y el dibujo de una catarata de doble caída, similar a una ubicada muy cerca de ahí . Este notable arte prehistórico es un universo mágico diseñado por una civilización que respetaba la naturaleza y la espiritualidad.

 

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Shares
Share This